t-ër-mi_nos

S-elección de palabras-título

Habrá notado el estimado usuario que se acerca a esta web, que en el menú y a lo largo de diferentes páginas y artículos se encuentra con ciertas palabras un poco características… Espero que no piense que sufro una especie de rara esquizofrenia léxica y que oigo voces que me dicen que tengo que hacer tal o cual cosa con las palabras. No la sufro por ahora, al menos que yo sepa. En realidad esta disposición de los términos responde a una intención muy clara que surgió a partir de un proyecto pictórico que se trata en esta web en profundidad (I-AM-A-TEUR) allá por el 2003/2004. Paso a explicar en qué consiste este extraño acto gramatical.

Descripción

Se trata de palabras fracturadas, separadas en diferentes partes generalmente por guiones. De este modo se forman diferentes grupos de letras (dentro de la palabra originaria). Estas letras agrupadas pueden ser de varios tipos: letras individuales; letras formando sílabas; letras que forman grupos que contienen una sílaba y alguna letra más; letras que forman vocablos (pudiendo ser éstas monosilábicas o polisilábicas). A su vez cada grupo de letras está bien delimitado y se agrupa con otros conjuntos de letras (del mismo carácter que las anteriores) de varias formas: bien mediante guiones (guiones altos o bajos), bien con espaciado, bien con un punto o una coma, o bien con puntos suspensivos.

También se pueden ver aplicados otros signos de puntuación tales como diéresis, dos puntos, punto y coma, asteriscos, barras inclinadas, etc. En definitiva se pueden usar todas las opciones en cuanto a caracteres se refiere, que contribuyan a la intención final pretendida que expondré más abajo. Si bien toda denominación (significante), remite a un significado mental propio e individual, en estas “palabras-título” que aquí se presentan la intención significativa apunta a otro nivel. El modo de leerlas no está establecido de entrada, a diferencia de como ocurre normalmente con el lenguaje escrito o hablado, que se basa en un desarrollo lineal (espacial y/o temporal) estrictamente ordenado.

Ahora un mismo término podrá leerse, simultáneamente, como una unidad (de significante y significado), o bien como una suma de partes (y, por tanto de varios significantes y significados coexistiendo a la vez). Por tanto, no sólo no hay orden, sino que se podrán leer por separado, con intervalos “respiratorios” pausados entre grupos de letras, o bien todos seguidos, como un término completo (a pesar de los diferentes signos de puntuación entre letras y grupos de letras). Más aún podrán invertirse los sentidos de lectura entre ellos o intercalar unos con otros.

Títulos de obras y proyectos

Como resultado se insta a quien se enfrente a tales títulos que sea él quien articule de la/s manera/s que quiera los conjuntos de letras propuestos. En función de cómo se exprese cada palabra-título podrá no sólo ofrecer un significado mental complementando al significado mental originario sino que además se podrán suscitar múltiples significados, tanto en grupos de letras como en conjuntos de grupos de letras. Por otro lado, al des-estructurar estas expresiones se consigue la formación de nuevos términos independientes que tienen significado propio en otros idiomas como son el inglés y el francés. El idioma varía sin una intención concreta salvo la de adecuarse más a un enriquecimiento de ideas, o bien porque se ha determinado así, sin más, respondiendo a una pura elección de lo más individualista.

Creo que el hecho de apuntar a términos extranjeros hace referencia a una cuestión singular: yo, como español, con la lengua castellana como lengua materna y, a priori, natural, trato de hablar otras lenguas (no maternas) como el inglés o el francés. Esto a nivel psicológico, y, en función del grado de conocimiento de tales lenguas, que, en mi caso es “superficial”, conduce a una interpretación particular (debido al origen y la lengua materna), que consigue que los vocablos extranjeros tomados para estos títulos se revistan de “castellanismo”, con el pensamiento propio y, encarnan así, significados nuevos diferentes de los originales en sus lenguas correspondientes. Esto quiere decir que, una misma denominación inglesa o francesa será interpretada de modo diferente por un español, o por un alemán, o por cualquiera que tenga una lengua materna diferente a ellas. Y dado que toda palabra tiene significante y significado, en esta situación descrita el mismo significante remitirá a diferentes significados según las lenguas maternas.

Con estos títulos, tomados de lenguas foráneas, lo que se está haciendo es dotarles de conciencia castellana (española) en sus significados. Pero no sólo eso, aún suceden más transformaciones: en primer lugar se vinculan con imágenes pictóricas (bien connotativas, bien denotativas) y por tanto el significado estará condicionado de alguna manera con alguna de esas formas (o imágenes); y en segundo lugar, se ha metamorfoseado el propio significante en otros nuevos (con los nuevos significados que pueden sugerir), los cuales pueden seguir perteneciendo todavía a dicho idioma (inglés o francés) o puede que no. Pero puede aún, que no pertenezcan a ningún idioma (ni incluso al materno castellano).

Ejemplos de títulos

En las obras de los proyectos de esta web se pueden ver ejemplos de estos términos aplicados a los títulos de las obras:

Au-point!
Au-to
be-hold!
bel-ba-bel-ba...
bi_tu-me...
bi-ère
bl-under
b-on-d
Corriente
Cr-ash
crép-it-at-i-on
des_cendre-s
Esca-lier/esca-R-got
fall-in-g
Fe-tish
Flag-elation
Flat-mate Flat-team Flat- Flat-
gaf-fe
Horry-zon
Je-U
n-ager
OUVRIER (OUVERT)
OYOH
p._in-x-it
Pa in-v in
pant-in
perspec-ti-veur
pét-ille-R
PIPA PAPI
Projec-ti-ons
S-pieces
St-airs
T-ir
To +
tu_meur

Consecuencia

El hecho de escindir las palabras, fracturarlas, hacer juegos de sentido, tiene una primera repercusión: evitar la traducción literal a uno u otro idioma. De este modo nos encontramos ante palabras-título alterables, interpretables, que forman una especie de mensaje críptico al que estamos invitados a descifrar. En cualquier caso, para obtener un resultado óptimo, lo que se necesitaría para estos términos sería (por tu parte, lector), ofrecer una mirada huérfana, literalmente hablando, sin restos lingüísticos maternos (ni paternos). Desde aquí insto al usuario a que practique este juego de la deconstrucción-des-estructuración y nueva re-organización y multi-significación tanto de letras/palabras como de significados e ideas que ellas pueden sugerirnos. Tenemos ante nosotros verdaderos diamantes imaginativos de lo fenomenal aún por descubrir.