i-am-a-teur

Una actitud ultraindividual

La actitud que voy a presentarte aquí apunta a una filosofía del ser compleja que engloba una serie de comportamientos básicos que definirán un tipo de personalidad con muchos matices, los cuales la mayoría de nosotros compartimos en alguna medida. La declaración I AM A TEUR es una expresión que supone situarse a sí mismo en un ámbito poco agradable e infravalorado del que se intenta huir a menudo. Como veremos, este concepto tiene un contenido concreto pero a la vez muy amplio aunque no pueda establecerse una definición exacta del término. Evidentemente hace referencia a amateur (palabra francesa que puede traducirse como aficionado/a), pero la composición lingüística aquí presentada hace que no tenga traducción. La intención principal de esta web es definir adecuadamente tal expresión y todo lo que supone.

¿Qué significa este concepto?

I-AM-A-TEUR se presenta como una autoafirmación que define una posición absolutamente individual. La intención principal en este punto es definir, de un modo aproximado, este concepto inventado, concreto en su forma aunque desdibujado en sus límites. Su composición lingüística es más compleja de lo que a simple vista puede parecer, de tal modo que lo que parece una afirmación básica en un idioma foráneo hace imposible una traducción exacta en nuestra lengua castellana.

I-AM-A-TEUR toma como primer centro de interés la pintura. Ser AM-A-TEUR es ser consciente de que aún está todo por aprender y por ser expresado. En este caso la pintura constituye la elección primera. El punto de partida.

Origen

Aunque nació como una obra pictórica allá en el 2003, este cuadro representaba algo más fuera de sí mismo sin saberlo. Se fue convirtiendo en una postura adoptada ante la vida, un modo muy particular de enfrentarnos a lo que nos acontece. Esta declaración de principios supuso un viaje iniciático para mí. Cambió mi forma de ver las cosas. En definitiva lo podría considerar una actitud. Este término designaba de algún modo, muchas cosas a la vez aunque siempre con un carácter intuitivo, comportándose de un modo huidizo cuando se trata de encontrar una definición completa… Nos podemos acercar a él, pero de repente se zafa de nosotros en un acto de escapismo. Al reflexionar sobre ello, puedo afirmar que su adopción nos va a aportar un sinnúmero de peculiares posibilidades que redundarán en nuestro catálogo personal de experiencias. No obstante, se trata de una opción. Podemos comportarnos en base a este modo o no. Es una forma de actuar (ser+hacer) que podemos elegir libremente. Cuando adoptamos tal actitud, nuestros actos se envuelven de un aspecto muy específico.

Definición

Tratemos pues de acercarnos a la comprensión de este término/concepto que, como he dicho más arriba, admite añadidos y supresiones. No es posible su definición cerrada aunque sí es claramente reconocible.

Permíteme llevar a cabo la definición de I-AM-A-TEUR desde un punto de vista lingüístico:

Características observables

Todo indivuduo que actúa como am-a-teur, según lo visto hasta ahora, muestra una serie de propiedades principales.

Tras la aceptación de esta actitud asumiéndola como propia se deriva una serie de valores que es preciso no perder de vista, por cuanto que establecen un terreno abonado desde el que pueden florecer infinidad de vertientes y tendencias de plena creatividad, a pesar de poder resultar completamente diferentes e incluso antagónicas unas de otras.

Pasión primera

Carácter doméstico

Ultraindividualidad

Anonimato

Espíritu de plena libertad

Lo autoproducido

... 


Este listado podría ampliarse mucho más, pero aquí hemos señalado las fundamentales. Mi intención es ir descubriendo todos los detalles de este comportamiento para aplicarlo a la máxima creatividad en nuestras acciones.
 

Mi pasión primera: la pintura

Ya sabrás querido lector, querida lectora, que me dedico a nivel profesional al mundo del diseño gráfico (con todos los ámbitos que ello engloba no sólo diseño gráfico puro y duro, como puede ser diseño web, UI, branding, ilustración, y un largo etcétera que podría dar para otra web tratando de todos ellos). A pesar de llevar más de 15 años como profesional del sector (en varias empresas diferentes, lo cual creo que enriquece más mi experiencia laboral), debo decir que la satisfacción que experimento cuando realizo imágenes pictóricas, no tiene punto de comparación con las demás. Obviamente el hecho de realizar imágenes ya sea a nivel digital o analógico me resulta fascinante, no lo voy a negar. Pero es por medio de la experiencia personal de dedicar gran parte de mi tiempo libre, como am-a-teur, a pintar cuadros, cuando descubro que los resultados son muy diferentes. Y estoy hablando de un nivel ultraindividual, en lo más profundo de mi ser.

¿Por qué elijo la pintura?

El acto de realizar una obra pictórica, en sí mismo es muy normal. Por ejemplo cualquier niño pinta y se divierte inventando personajes o dando identidad a todos los garabatos que nacen de sus pinturas de colores. Del mismo modo, cuando queremos explicar una idea a otra persona nos valemos de un dibujo esquemático (más o menos elaborado, dependiendo de lo perfeccionista que se sea). Lo podemos hacer sobre un papel o cualquier otra superficie pero incluso lo llegamos a hacer en un ámbito etéreo, en el aire! Cuando hacemos unos movimientos con nuestros dedos para explicar una idea, describir algún objeto o lo que sea, también estamos haciendo uso de valores pictóricos. Sin embargo mi interés va más allá de esto. La pintura a la que me refiero tiene que ver con un complejo proceso que se desarrolla a lo largo de diferentes tiempos desde que decidimos expresar una idea, hasta que, tras ciertas elucubraciones, procesos de ensayo y error, de supresiones, cambios, dudas, frustraciones, éxtasis, etc. sentimos que resulta una imagen que va más allá aún de aquella idea inicial que queríamos expresar. Curiosamente ese resultado en forma de cuadro, por ejemplo, nos habla de muchas cosas a la vez. A medida que lo observamos y reflexionamos nos surgen más cuestiones. No cuestionamos sobre lo que vemos, lo que conocemos, lo que somos,... de algún modo nos acercamos a un ámbito más espiritual, menos físico. Todo este proceso es lo que me fascina de la pintura y es a lo que me gustaría dedicar mi vida. Pintar alimenta mi espíritu y me hace mejor persona, me aporta nuevas reflexiones y me hace ver todo desde un punto de vista más hondo, me acerca a lo esencial de todo cuanto conozco.

Ejemplo am-a-teur aplicado a la pintura

Como consecuencia de la actitud que venimos tratando desarrollé una serie de obras pictóricas como una de las ilimitadas posibilidades que ofrece su expresión plástica. Con este ejemplo se muestra una visión muy personal de esta tendencia que sin embargo sigue claramente latente en nuestros días.

Esta web es otra muestra de actitud am-a-teur

Sin ir más lejos, esta web es un ejemplo de la actitud AM-A-TEUR que te estoy comentando. Ha sido realizada desde prácticamente cero. Si bien al ser creada en una plataforma CMS como es wordpress, donde se elige un tema (que viene a ser una plantilla base con estilos de diseño, contenidos de ejemplo, etc.) y se procede a dotar de contenido a la web (blog). En mi caso, tras elegir la plantilla procedí a aprender el funcionamiento, a cambiar los estilos para conseguir la finalidad que busco, experimenté múltiples opciones de plugins, copié (imité, estaría mejor dicho) de páginas que me resultaban atractivas por su diseño y usabilidad, aprendí cómo modificar los códigos (javascript, html, css,…). Me he equivocado ochocientas veces, he repetido otras tantas la colocación de elementos, la elección de iconos, he revisado y modificado los textos un sinfín de veces. Y continuamente sigo investigando tanto para aprender cómo mejorar esta web como, lo más importante, para dirigirme a donde yo quiero ir. Y si crees que lo que quiero es aprender para ser un programador de páginas web, déjame decirte que estás en un error, amigo. Todo responde a una intención definida, a aquella pasión de fondo que da sentido a todo lo que trato de hacer. Todo lo que voy aprendiendo al construir esta página/blog, va encaminado a aprender sobre la pintura, todo remite a ella. Al menos así lo veo yo.