POP-Metafísico

Un propósito global: Pop Metafísico

POP METAFÍSICO responde a una dialéctica entre ideas y praxis pictórica, como un fervoroso y entusiasta empeño en descubrir por qué como humanos seguimos pintando desde tiempos ancestrales. Algo ha de tener esta práctica expresiva para tener tanto poder y atracción sobre nosotros. El Pop Metafísico plantea una arriesgada pragmática representacional que te expongo a continuación.

logotipo propósito pintura Pop Metafísico

¿Qué quiere decir?

Con esta nomenclatura me voy a referir a la totalidad de mi proyecto personal que englobará diferentes proyectos desarrollados (aún con posibilidad de seguir desarrollándose), en el ámbito pictórico con un respaldo conceptual bajo este ideario principal. Todos ellos comparten transversalmente una intencionalidad clara bajo estos dos términos co-existentes, POP-METAFÍSICO. Además de referirme a mi propio proyecto, esta denominación puede aplicarse a su vez a cualquier otro tipo de imágenes que compartan una serie de rasgos estilístico-estéticos que iré proponiendo aquí.

Definición

Este proyecto nace de una ardiente intención de descubrir por qué como humanos seguimos pintando desde tiempos remotos hasta el día de hoy. Algo ha de tener la pintura en sí, el acto pictórico, que nos atrapa. Nos sentimos atraídos sin siquiera poder decir un porqué. Esta inefabilidad con respecto a la pintura, a las imágenes que tienen tanto poder y atracción sobre nuestra voluntad, merece una profunda dedicación y estudio. Es lo que me propongo llevar a cabo aquí, querido lector. Me propongo, y te propongo, llegar a conocer qué nos aporta la pintura. Partiendo de la reflexión sobre el “ser” y sus experiencias y emociones, planteo diversas cuestiones sobre qué sucede cuando nos encontramos en relación directa con un espacio pictórico.


Para comprender mejor las claves de este discurso es pertinente fijarnos en cada parte por separado.

¿Por qué POP?

Básicamente la razón de esta denominación está relacionada con los rasgos estilísticos que comparten las obras que realizo. Aunque con grandes discrepancias y diferencias respecto al movimiento Pop que se desarrolló en los Estados Unidos en la década de los 60 (en cuanto a la intencionalidad final), podemos citar una serie de características (hablando en clave formalista) que encontramos en esta concepción que te sugiero aquí:.

  • · Colores habitualmente planos y muy saturados.
  • · Cierta planitud espacial.
  • · Técnicas de realización sistemáticas, mecánicas.
  • · Escenas y objetos cotidianos.
  • · Uso de los medios de masas (internet).
  • · Simplificidad formal.
  • · Imágenes de fácil reconocimiento a priori.

Con esta línea de trabajo se pretende además llegar a la máxima despersonalización posible en cuanto al carácter estilístico se refiere, evitando así los “gestos” de la mano del autor como también los rastros de pinceladas identificables y significativas.

 

¿Por qué METAFÍSICO?

Mediante esta pretensión teorética se apunta a aquellas categorías esenciales que el hombre ha tenido desde siempre y que la filosofía metafísica a lo largo de la historia ha ido tratando. Antes de continuar es necesario reconocer que la Metafísica siempre ha tenido y tendrá un carácter especulativo, por cuanto los temas que trata son, por el momento, indemostrables. Entre estos temas que desde siempre nos han planteado dudas y elucubraciones tenemos:

Sustancia
Existencia
Causalidad
Propiedad
Persona
Número
Relación
Espacio
Tiempo
Identidad
Dios
Belleza
Necesidad
Mente
Libertad

Todas estas cuestiones plantean interrogantes acerca de las categorías del ser. En definitiva, todo lo relacionado con el ente y el existir. Como característica más destacable de todas estos planteamientos se da la imposibilidad de demostración empírica de todas ellas. Es decir, se trata de una disciplina desde su base netamente especulativa (se puede llegar incluso a considerar un embrollo caótico sin ningún sentido). No obstante esta plena especulación nos resulta beneficiosa: nos ayuda a obtener ideas sobre nuestra existencia, nos guía en la comprensión del mundo. Como conclusión, podemos decir que la metafísica supone apenas una reflexión a priori que trata de explicar nuestra existencia. Y esta también es la labor que se impone la ciencia: la comprensión, explicación y demostración de lo que sucede en nuestro mundo (y en otros mundos), solo que aplicando métodos estrictamente empíricos. Con lo cual, siempre ha existido una rivalidad exacerbada entre ambas disciplinas: ciencia vs. metafísica, muy difícil de conciliar.

Y aquí es donde considero que puede entrar la disciplina de la pintura, que dada su absoluta maleabilidad, tiene la capacidad de integrar conceptos de ambas especialidades. Participa de una parte física, material (que podría ser objeto de estudios científicos) y otra parte que cae fuera de lo físico, nos traslada a un ámbito (indemostrable, a veces inefable) que apela a nuestro pensamiento y es especulativo en su totalidad.

En concreto, con el planteamiento del POP METAFÍSICO, pondré el foco de interés en todas estas cuestiones mediante el empleo representativo de la pintura.

¿Cómo voy a hacerlo?

Mediante un corpus pictórico que supone una sólida base conceptual por cuanto que interrelaciona todos los componentes entre sí. Constaría de una serie de proyectos en que cada uno se enfoca en un concepto metafísico muy específico pero con la posibilidad, a posteriori, de integrarse con el resto de proyectos, de asimilarse a ellos y reabsorberse a la vez en los otros. Cada proyecto es tratado, a nivel material, práctico, y en definitiva, llevado físicamente a la tela aplicando las propiedades pictóricas del estilo pop, citadas más arriba.

Pintura Pop Metafísico